Cuestiones previas a aprender chino


Cuando nos decidimos a empezar con el estudio del idioma chino, además de las dudas lógicas sobre su dificultad hemos comprobado que a menudo se plantean otras digamos de caracter más práctico a las que vamos a intentar contestar a continuación:

P: He oido que en China, en cada región se hablá de una forma y que aprender Chino Mandarín solo sirve para comunicarse con una pequeña fracción de la población China.

R: Esto no es del todo correcto. Casi cualquier chino de la Republica Popular que haya ido a la escuela a partir de los años 50 ha estudiado en Mandarín, es decir, además de su dialecto materno, puede comunicarse en Chino Mandarín que es el estándar que se suele enseñar a los extranjeros.

P: Pero los distintos dialectos o idiomas que se hablan dentro de China son tan diferentes entre si como pudieran serlo el español y el ruso por poner un ejemplo.

R: E incluso más diferentes, es cierto, por ejemplo el cantones usa siete marcas tonales en lugar de las cuatro marcas tonales más el tono neutro del Mandarín pero insistiendo en lo anterior, la mayoría de los chinos pueden comunicarse en Mandarín porque lo han aprendido en el colegio.

P: El Chino Mandarín es un idioma tonal, los tonos son fundamentales y dos palabras en principio iguales con diferente tono pueden tener significados totalmente distintos. En Español sin embargo usamos los tonos para expresar nuestras emociones y cuando hablamos chino este hecho hace que no podamos expresar esos matices emocionales.

R: Es cierto que al principio, hasta que se dominan los tonos, la comunicación resulta muy “aséptica” por decirlo de alguna forma pero con la costumbre se adquiere la misma facilidad de los chinos para usar tanto la entonación propia del idioma como la que tiene connotaciones emocionales.

P: La escritura simplificada que se usa en el aprendizaje no contiene la riqueza etimológica de la escritura tradicional y su estudio se convierte por fuerza en pura memorización

R: Por supuesto, ni tampoco la misma cantidad de trazos. Debemos tener en cuenta que antes de la introducción de los caracteres simplificados la alfabetización en China estaba en torno al 10% y hoy en día estaríamos en niveles por encima del 90%. Seguramente simplificar los caracteres haya tenido algo que ver en esto (y también el hecho de usar una transcripción fonética romanizada, claro). En la escritura simplificada en ocasiones quedan rastros del origen de la palabra y la identificación de los componentes resulta más sencilla y por lo tanto facilita el aprendizaje de familias de caracteres. Desde luego la escritura tradicional es muchísimo más bella y contiene mucho más significado que la escritura simplificada pero el hecho de que el propio gobierno chino haya decidido simplificarla nos da una pista de por donde van los tiros

P: A los propios chinos como promedio les cuesta el doble aprender a escribir en chino que a un occidental hacerlo en su propia lengua.

R: Es cierto, los niños chinos llevan un proceso más largo de aprendizaje pero lo acaban aprendiendo todos, eso es un hecho. Evidentemente para un nativo de una lengua que viene del latín será más fácil otra lengua con el mismo origen pero no es ese nuestro objetivo ¿verdad?

P: Para manejarse en español se dice que es suficiente con conocer algo menos de mil palabras y que para el chino se necesitan más de tres mil.

R: Una vez más es cierto pero en el Chino moderno la mayoría de las palabras tienen dos caracteres (hanzi) que equivalen a dos “sílabas” y combinando una serie de estas sílabas se obtiene una cantidad exponencial de palabras.

Estas son algunas de las cuestiones que hemos oído que se plantea quien está a punto de empezar o está empezando a estudiar chino. ¿Tenéis vosotros alguna más? No dudéis en plantearla, para eso estamos aquí. Hasta la próxima entrada.

Acerca de Siente China

Tras varios años con el estudio del Chino Mandarín, hemos decidido crear este sitio para animar a más gente a que se una a nosotros en este fascinante viaje que es el estudio de esta lengua y para ayudar a los que ya se han decidido hacerlo con recursos que nosotros echamos de menos en aquel entonces.
Esta entrada fue publicada en Idioma y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *