Origen del pensamiento chino en su escritura (2): Características de la Lengua China


La comunicación en lengua china no tiende a ser directa. El filósofo y sinólogo francés François Jullien la ha definido como “el arte de lo oblicuo”. Esta idea de lo oblicuo tiene que ver con el “carácter alusivo” del chino como la primera de una serie de características:

 –          Carácter alusivo: Para ilustrar una idea se utilizan mucho tanto fábulas como frases idiomáticas y proverbios que hemos tratado en anteriores entradas. Por otra parte se evita la contradicción, la oposición directa, igual que suele ocurrir en el resto de las artes orientales (como en las artes marciales donde no se daña directamente al contrario sino que se usa su fuerza negativa para devolvérsela potenciada). El hablante también se utiliza este carácter alusivo para no mostrarse directamente, para mostrar sencillez y humildad, siquiera formalmente.

En el “Shíjing”, el Libro de las Odas o Romancero Chino se recoge una antología oral de los siglos XV a II A.C. En él, aparecen los primeros poemas de la literatura china con temática diversa. En ellos se utiliza varias veces una figura retórica llamada “Xìng” 兴 que se ha traducido como “incitación” más que como metáfora o alegoría. Consiste en un pareado que encabeza los poemas cargado de metáforas y con juegos lingüísticos de todo tipo con un vocabulario muy preciso sobre la naturaleza (nombres de plantas y animales raros). Este pareado no tiene nada que ver, en principio, con el poema que sigue a continuación sino que van yuxtapuestos con unos resultados impredecibles desde el punto de vista afectivo del lector multiplicando infinitamente las posibilidades de interpretación.

 –          Carácter Metafórico: Los lingüistas suelen decir que cada carácter chino es como una pequeña metáfora. La más utilizada es la Sinécdoque (extender, restringir o alterar de algún modo la significación de las palabras, para designar un todo con el nombre de una de sus partes, o viceversa; un género con el de una especie, o al contrario; una cosa con el de la materia de que está formada, etc.)

Montaña 山 + Agua 水 = Paisaje 山水

Cielo 天+ Tierra 地 = Universo 天地

Grande 大 + Pequeño 小 = Tamaño 大小

Cielo 天 + abajo 下 = Mundo 天下

 忠 (Zhōng) = lealtad o fidelidad (centro y corazón)

愁 (Chóu) = melancolía o tristeza (otoño y corazón)

休 (Xiū) = descansar (persona junto a un árbol)

信 (Xìn) = confiar (persona y palabra)

 –          Gusto por lo concreto: o como mostrar lo complicado de manera sencilla. Por ejemplo la palabra contradicción que podría ser muy ambigua o compleja se hace muy concreta al representarse con una lanza y un escudo (矛盾 – Máo Dùn). La palabra razonar (理- lǐ)  se representa como trabajar en el jade: la idea es que no hay que violentar el objeto sobre el que vamos a trabajar, sino que hay que seguir su naturaleza (que es la única forma de trabajar el jade, siguiendo sus vetas). Es el concepto de la razón natural, relacionado con la filosofía de dejar que las cosas sigan su curso, que fluyan, no intervenir, no imponerse, seguir el curso natural.

 –          Carácter Conciso y Esquemático: Se da en el uso de diagramas como el del Yin-yang.

          

La curva que lo divide da el carácter de movimiento y de que ambas fuerzas se van alternando. Los puntos opuestos dentro de cada campo simbolizan que dentro del Yin hay Yang y viceversa. En general todos los diagramas dan una visión rápida y sintética, son fáciles de captar y recordar aunque no tanto de entender de forma lógica.

De aquí vienen los simbolismos concretos de los números en chino. Por ejemplo, el número tres (三) representa las tres potencias (cielo, tierra y hombre) y es el emperador el que une esos tres poderes (王). El 10.000 es la totalidad de las cosas y constituye una unidad de medida (50.000 son cinco diez miles).

También se puede apreciar en la lengua, en los proverbios populares de cuatro caracteres (por ejemplo: “Señor Ye Ama Dragones” que es una historia sobre la falsedad de lo que uno puede amar). Estos proverbios son muy sencillos y con cuatro caracteres se evoca toda una historia.

 –          Carácter Sintético: Elipsis. En el lenguaje desaparecen frecuentemente los pronombres personales o los sujetos lo que produce gran ambigüedad y genera una conciencia “inter-subjetiva”. No importa tanto quien es el sujeto o el objeto. También se producen elipsis de preposiciones y de verbos lo que genera una falta de conducción en la lectura y produce mayor riqueza y apertura. 

 –          Carácter ambiguo: Uso frecuente de homónimos y de palabras polisémicas. Por ejemplo “dao” (道) significa camino, tendencia, vía, sentido, palabra, taoísmo, palabra clasificadora para puertas,…

Acerca de Siente China

Tras varios años con el estudio del Chino Mandarín, hemos decidido crear este sitio para animar a más gente a que se una a nosotros en este fascinante viaje que es el estudio de esta lengua y para ayudar a los que ya se han decidido hacerlo con recursos que nosotros echamos de menos en aquel entonces.
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Idioma, Pensamiento, Sin categoría, Vocabulario y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *